Las claves del éxito según las 50 mentes mas brillantes en los negocios del momento.

Muchas veces cité a la revista Business 2.0 como una fuente inagotable de recursos para emprendedores y sobre todo para tener las tendencias del mundo al alcance de la mano. Hace unos meses, la revista hizo un estudio sobre 50 “mentes brillantes” y les consultó cómo conseguían el éxito, cómo hacían lo que hacian! Entre los consultados, están las personas que cambiaron la forma de hacer negocios en los últimos 5 años, por lo que es muy productivo leer detenidamente y con paciencia cada uno de ellos. Gracias a Alec Oxenford podemos tener algunas traducidas al castellano. Es un post largo, pero recomiendo leerlo detenidamente y pensar un minuto después de cada clave.

Sergey Brin - Cofundador, Google
Tener éxito desde lo simple
La simplicidad es una tendencia muy importante a la que nos dedicamos. La tecnología tiene la tendencia a convertirse en algo demasiado complejo, pero la simplicidad fue una de las razones por las cuales los individuos gravitaron hacia Google en un principio. Esta complejidad es un tema a resolver por las tecnologías en línea, respecto de los dispositivos, las computadoras, y es algo muy difícil. El éxito provendrá de lo simple. Miren a Apple, cuán exitosa fue, y qué hace.
Nos concentramos en los atributos, no en productos. Descartamos productos futuros que hubieran hecho del problema de la complejidad algo aún peor. No queremos contar con 20 productos diferentes que funcionan en 20 formas diferentes. Yo me perdía en nuestro sitio llevando un registro de todo. Prefiero contar con un conjunto de productos más pequeño que comparten un conjunto de atributos.


Chris DeWolfe - Cofundador, Myspace
Mantengamos sociales a las redes sociales
Ser honesto respecto de las normas y los valores de tu comunidad es clave. No puedes imponerte a las personas e intentar venderles algo que ellas no quieren – ese es un buen consejo para los que se dedican a marketing en general, pero especialmente para los sitios del estilo de MySpace que son conducidos por su comunidad. Deben encontrar formas para agregar valor a las vidas de sus miembros y al mismo tiempo actuar en congruencia con la identidad de su marca.

Rachael RayChef, autor y emprendedor
Convierte tu pasión en un imperio
Debes estar abierto a esas oportunidades tempranas cuando estas se presentan. Aprovéchalas, ya sea que ganes o no mucho dinero. Durante cinco años hice el programa “30 Minute Meals” (Comidas en treinta minutos) en la televisión local, y durante los primeros dos años no gané un centavo. Después, ganaba USD50 por segmento. Gastaba más en combustible y cuando iba al almacén que eso, pero realmente disfrutaba de hacer el programa y adoraba ir a la casa de un televidente en cada semana. Sabía que lo disfrutaba, entonces seguí adelante a pesar de que me significaba un costo.
También aprendí que no puedes ser todo para todos. En lo que sea que eres exitoso, ese debe ser tu objetivo número 1. En mi caso, es lo accesible. Entonces, todos mis productos deben ser usables, ser accesibles y estar en precio. Los aceites de oliva que estamos desarrollando con Colavita tendrán un precio competitivo respecto de todos los aceites de oliva accesibles. Elegimos estar en los supermercados, no en los negocios de comidas extravagantes, pero es el lugar en donde compra la mayor parte de mi público. Nuestras ollas y sartenes deben tener una base pesada y ser resistentes, pero también accesibles. Decide qué eres y respeta y apégate a eso. Mi marca se basa mucho en la forma en que vivo cotidianamente.


Richard Branson - Fundador y presidente, Virgin Group
Aprendan a decir que no (incluso si son conocidos por su “si fácil”)

A veces me cuesta mucho rechazar a otras personas, porque las personas a las que digo que no, son personas a quienes no quiero desalentar. Y debería ser difícil. Decir que no, no debería ser una cosa fácil de hacer, y uno debe ser bueno en ello. Yo solía evitar hacerlo, y me escondía detrás de otras personas y lo delegaba. Ahora bien, si eres el jefe, eso no es correcto.
Recuerdo cuando tenía 15 años y le pedía a Vanesa Redgrave o a James Baldwin que me concedieran una entrevista, y el hecho que se tomaran el tiempo para responder significó mucho para mí. Fue una inspiración. Entonces, responder a los demás es de una importancia extrema, y darles aliento, si eres un líder, también. Y, si de hecho estás rechazando personas, si debes decir que no, en cuanto a un trabajo o un ascenso o a una idea que te proponen, tómate el tiempo para hacerlo tu mismo.
Hace poco, en San Francisco, conocí a dos grandes emprendedores, y me dijeron que ellos también recibían e-mails como este, pero que lo enviaban a la papelera de reciclaje directamente. Ni intentaban responderlos. Les pregunté porqué y me dijeron “El tiempo que dedicamos a responder se podría utilizar para crear algo de valor para nuestra empresa.” Eso puede ser correcto en términos pragmáticos, pero aún así creo que está moralmente mal, y sospecho que lo que está mal moralmente, en última instancia, es malo para el negocio.

Howard Schultz - Presidente, Starbucks
Anímate a ser un emprendedor social

Las reglas de compromiso en torno a la construcción de una marca cambiaron en forma significativa en los últimos 10 a 15 años. Allí, donde en un momento las empresas podían difundir su mensaje mediante el marketing tradicional, los consumidores ahora buscan una conexión emocional duradera con las empresas de las que son clientes. El cimiento de esa conexión es la característica más importante de la construcción de una marca a nivel mundial: la confianza. Confianza en los tuyos y confianza de tus clientes.
En un principio, intentábamos de todo para superar las expectativas de nuestros clientes. Pero sabíamos que para lograr ese objetivo, primero teníamos que superar las expectativas de nuestro personal. Eso nunca fue tan evidente como en 1990, mientras que aún éramos una empresa que no cotizaba en bolsa y que todavía debía dar resultados positivos. Ese fue el momento en que ofrecimiento cobertura de salud comprensiva para todos nuestros empleados, hasta para los empleados de media jornada. También creímos pasionalmente que nuestra gente debía compartir el éxito de Starbucks mediante una participación en forma de opciones de compra de acciones – a lo que denominamos “acciones en granos” (“bean stock”). Es difícil imaginar defender esos gastos mientras desarrollábamos el negocio. Todo ello no fue un gasto, más bien una inversión.
El crecimiento puede no dejar ver un montón de errores, tiene una cualidad contagiosa que a veces hace difícil ver la necesidad de seguir haciendo inversiones antes de ver la curva de crecimiento. Piensa en las inversiones en tu empresa como una equivalente a la construcción de una torre de 100 pisos. Primero debes establecer cimientos sólidos que soporten el crecimiento futuro.


Chad Hurley - Cofundador, YouTube
Dale a tu Startup su oportunidad de lucha.
1. Primero, la evaluación. Lanza tu producto o servicio antes de contar con la financiación. Observa cómo responde el público a tu producto antes de tener lista la presentación en PowerPoint y el plan de negocios - cuenta con algo que la gente pueda usar. Avanza desde allí.
2. Busca la respuesta de los demás. Al comenzar a construir el producto, no asumas que conoces todas las respuestas. Escucha a la comunidad y adáptate. Teníamos muchas ideas propias sobre cómo evolucionaría el servicio. Al venir de PayPal y de eBay, veíamos en YouTube una forma poderosa para agregar video a las subastas, pero no vimos a nadie que usara nuestro producto para eso, entonces no agregamos los atributos para posibilitar esa aplicación.
3. Den a los socios lo que piden. Acércate a tus socios comerciales con conceptos que puedan dar vuelta su cabeza e intenta responder a sus necesidades. Un ejemplo interesante es lo que hice con las marcas de música. Con Warner y otras, vimos una oportunidad para proteger los derechos de las marcas y crear un nuevo mercado. Ahora podemos hacer cosas como agregar música a los videos sobre los viajes de las personas. Brinda a los usuarios la libertad para crear y para que lo hagan legalmente.

Anne Mulcahy - Presidenta y CEO, Xerox
Aférrate a tus valores

Soy lo que llamarían una “condenada a cadena perpetua” en Xerox; hace 30 años que estoy en la empresa. Empecé a trabajar en la empresa porque me ofrecía una oportunidad para competir en una meritocracia, como vendedora, en un lugar en donde el rendimiento se basa en los hechos – vendes o no vendes. Me quedé porque estaba embelesada con una cultura que contenía una definición de “ciudadanía” muy amplia, que incluía cómo tratabas a tu gente, a tus clientes, a tus proveedores y a las comunidades en donde trabajábamos y vivíamos. No eran sólo palabras. Eran acciones, aún hoy es así. Hace más de 40 años, nuestro fundador, Joe Wilson, enumeró un conjunto de valores centrales que engloban la forma en que nos comprometemos con nuestros empleados y clientes, cómo entregamos valor y cómo nos comportamos. Cada decisión que tomo responde a esos valores.

Brad Garlinghouse - VP Senior de comunicaciones y comunidades, Yahoo
Preocúpate por la corriente principal
Mantener a todos nuestros 350 millones de usuarios contentos, ciertamente no es cosa sencilla. Lo primero que es fundamental que comprendas es qué es lo que más le importa a los usuarios. Es muy común que los empresarios intenten ofrecer el súper artilugio más de moda que puedan, que atraerá al 1 por ciento de los usuarios. Debes comprender qué es lo que más preocupa a los usuarios de la corriente principal. Considero que ayuda el hecho que yo sea de Kansas.

Malcolm Gladwell - Autor, “How Little Things Make a Big Difference”
Está dispuesto a cruzar al otro lado del pasillo
Creo que en Estados Unidos hemos perdido el tacto, con la capacidad para construir coaliciones y los compromisos. Lo cierto es que no es mucho lo que separa a los Demócratas de los Republicanos. Pero, escúchalos hablar, y pensarás que son Bolcheviques y monarquistas, y esto era en la Rusia de 1917 y no en Estados Unidos en el 2006. La cooperación, la conciliación, el compromiso y el trabajo en equipo son todas artes, y como toda arte, necesitan de práctica y de compromiso. En un mundo complejo, el éxito no es posible si no existe un trabajo en equipo.

Joe Kraus - Cofundador y CEO, JotSpot
Logra que Google adquiera tu empresa
Diría, ni lo intentes. Intentar ser carnada de una adquisición es el camino más seguro para nunca ser adquirido. Si intentas construir una empresa totalmente independiente y con un modelo comercial exitoso, esa será la forma para aumentar las posibilidades de que luego seas adquirido. Si no tienes opciones, los compradores lo saben. Digo eso en términos generales. Debes crear tus opiniones propias, como emprendedor, y también una forma propia para desarrollar tus opciones, para así crear una empresa autónoma.

Tim O’Reilly - Fundador y CEO, O’Reilly Media
Colócate en el centro de la acción
Las reglas para comercializar una conferencia como nuestro evento Web 2.0 son muy parecidas a las que se aplican para comercializar todo lo demás. Acá están las que seguimos.
1. Se el primero. Esta es una de las reglas inmutables del marketing. ¿Quién fue el primero en cruzar el Atlántico por aire? Lindbergh. ¿Quién fue el segundo? Ni idea.
2. Si no puedes ser el primero, crea una nueva categoría para que puedas ser el primero. ¿Quién fue la primera mujer en cruzar el Atlántico por aire? Amelia Earhart. Categoría nueva. No teníamos que ser la primera conferencia Web en el mercado, pero cuando solicitamos la categoría “Web 2.0”, creamos algo nuevo.
3. Posiciónate en la vanguardia de lo nuevo. La forma para garantizarte que reconocerás la siguiente gran ola es mirando lo que yo llamo los fanáticos alfa (“alpha geek”). Hay personas que están en la onda, no importa con qué los midas. Sería lo mismo si lo que quieres vender son zapatillas. Y luego, descubres que es lo que hace la gente “que está en la onda” y corres la voz al respecto. Esto no quiere decir que no haya público para el que lo “que está de onda” no es la medida adecuada, pero en nuestro caso, funciona.
4. Cuenta una gran historia. No comercializamos productos por lo poco. Comercializamos grandes historias sobre la industria, cosas que importan a muchas personas. En 1992 sacamos la “Guía y el catálogo del usuario sobre todo en Internet” (“The Whole Internet User’s Guide and Catalog”). En lugar de comercializar el libro, comercializamos Internet usando el libro y dijimos que Internet era lo que se venía y, de paso, acá hay un libro en donde pueden informarse sobre Internet. Al planificar Web 2.0 en el 2003, partimos con el objetivo de reavivar el entusiasmo por la industria de la computación. Dijimos, acá hay algo que diferencia a las empresas que sobrevivieron al boom de las punto com, acá hay algo que vuelve a explotar, entonces le dimos un nombre - Web 2.0 - y comenzamos a contar una historia sobre lo que era nuevo e importante en la tecnología. A veces, dar un nombre al producto ayuda a las personas para que lo vendan.
5. Conviértela en una lista de primer nivel. Las conferencias realmente son como fiestas y una fiesta con lista de primer nivel es una a la que asisten las personas en la lista de primer nivel. Deduces quiénes son las personas realmente importantes para invitar y haces que se presenten como voceros o como invitados. Entonces, todos quieren estar allí. Si no sabes quiénes son las personas importantes, entonces no deberías estar organizando una conferencia.
6. Preocúpate por los asistentes. Hay muchas conferencias pésimas que satisfacen a los patrocinadores. Terminan por crear una oportunidad para oradores aburridos que son cómplices pagos de sus empresas. Todavía tenemos algunas de esas, pero realmente intentamos controlarlo. Piensa cuál es el público y qué funciona para ellos, y ofrece contenido de alta calidad
.

2 comentarios:

Gancé dijo...

Muy buen artículos.
Que estúpido, pero hay palabras que te levantan el desgano y hacen que quieras ir a buscar "eso".

Pablo Verdenelli dijo...

Gancé,

Nit e cuento cuando lees las 50!!!, fue un fin de semana de mucha autocrítica! jeje