Kadicard y su gestión de marca

La semana pasada recibí uno de los regalos mas originales de una compañía para fin de año. Resulta que la tarjeta cordobesa Kadicard me envió lo mas parecido a un regalo de la "familia". Un DVD con la película Sin City!!!!, envuelto en regalo navideño! junto a un mensaje que decía: "el placer de tenerte como cliente es nuestro".
Imaginen que la fidelización generada con esta pequeña acción es impresionante y el componente "innovador" es regalar algo que te regalaría un amigo o familiar y no un regalo corporativo o "creativo" que es la costumbre generalmente. Será un concepto de "marketing familiar"???
Sinceramente, me pareció excelente el regalo y la gestión integral de marketing que realizó Kadicard, León Molina y su equipo durante todo el 2006. Generaron la campaña "Amigo Amarrete" (pueden ver varios en Youtube), que es excelente, siguieron posicionandose con estrategias jugadas, y sobre todo aprovechan muy bien las oportunidades que le ofrece el mercado que en Córdoba es muy competitivo.

4 comentarios:

gabriel dijo...

buen movida de la gente de R&V y compania..

Pablo Verdenelli dijo...

Gabriel,

Tenés razón, me olvidaba de la gente de Romero Victorica. Quién será el real impulsor de estos procesos la empresa o la agencia??, generalmente es una conjunción, pero alguno de los dos se debe llevar el mayor crédito!

Anónimo dijo...

Honestidad bruta: la pieza publicitaria que hicieron en TV me pareció totalmente poco creativa. La de los pibes bailando en el playón del Hiper, con una coreo que no decia nada en referencia al tema principal de la campana: "Amigo Amarrete". La verdad no me pareció original, ni llamativa siquiera porque hay veces que las publis son horribles pero siguen siendo atractivas al oído y/o a la vista.
Pero lo que sí hay que destacar de la gente de Marketing/comunicaciones - o como se le llame- de Kadicard (Molina y cía), es la movida de prensa que generaron alrededor de la campaña. Ahí sí me saco el sombrero. Lograron que todos habláramos del Amigo Amarrete.

Ah me olvidaba: La voz de Brizuela diciendo "Enorme fatástico": más que un acierto. Ese tono es inigualable, como el de Mesa diciendo "qué grande esta tarjeta". Eso sí es atractivo para el (mi) oído.

Pablo Verdenelli dijo...

anónimo,

Creo que habría que analizar la campaña desde el impacto real que le generó a la marca, independientemente de la originalidad o creatividad. Supongo que a la campaña de CTI con "te clavo la sombrilla" tiene el mismo nivel de cuestionamiento que planteas acá.